Curiosidades de la Sevilla antigua

Hablar de la Sevilla antigua significa destapar un transparente velo que envuelve una tierra que ha vivido capítulos mágicos, en la historia de nuestro pequeño gran mundo.

Desde el Rincón del Turista os ofrecemos un paseo por algunas curiosidades de la  Sevilla antigua, recorriendo algunos de sus rincones y modos de vida. Desde la eterna Triana marinera, hasta el enigmático y majestuoso Guadalquivir, lugares mágicos que han sido testigos de la evolución y de la conformación de un legado cultural admirado en todos los rincones de la tierra.

Toledo la rica, Salamanca la fuerte, León la bella, Oviedo la divina y Sevilla la grande (refranero popular del siglo XV)

A finales del siglo XV, Sevilla cuenta con aproximadamente 45.000 habitantes, con un tipo de población que, en parte giraba en torno a la actividad portuaria de Sevilla antes del comienzo del monopolio de comercio con América, tras la famosa expedición del almirante genovés Cristóbal Colón.

Triana, suave como el jabón

La capital andaluza destacó durante el siglo XV y XVI por varias actividades anexas al tráfico naval, destacando el auge de la actividad artesanal de actividades como cuero y metal, textil, cerámica, la agricultura y la fabricación de jabón.

¿Sabías que en el Triana se ubicó “La Almona del Jabón”? La importancia de esta fábrica se asienta en ser la mayor de Europa conocida en esa época. Sin duda, el siglo XVI vino cargado de proyectos, impulsos económicos y prosperidad para Sevilla.

Desde Triana salían jabones de una alta calidad para la vecina Castilla, así como para países vecinos como Inglaterra o Francia. Podemos decir que Sevilla pone el broche de oro al comercio naval con el comienzo del monopolio con las Indias, aunque ya tenía asentada las bases con anterioridad, a través del intercambio con puertos tan importantes como Florencia, Génova y Flandes.

Fotografía: Luis FPizarro

Sevilla, puerta de Indias de la Sevilla antigua

Aunque capital hispalense fue seleccionada como lugar donde establecer un monopolio de comercio con las Indias, aunque existieron otros puntos de España que se barajaron para tal hecho. Por ejemplo, nuestra vecina Cádiz, que participó activamente en el tráfico marítimo con América desde la segunda expedición de Colón.

Cádiz protagonizó un volumen de actividad en su puerto que supera al de Sevilla, de ahí que se produjesen reiteradas quejas por parte de la mítica tacita de plata al instalarse en Sevilla la Casa de la Contratación en el año 1.503. Esto se produce por varias causas:

  • Sevilla cuenta con un puerto fluvial de interior y el control es más exhaustivo
  • Cádiz estaba en una “lista negra” de lugares donde se producían naufragios con facilidad, perdiéndose gran parte de la carga de los barcos
  • El puerto de Sevilla se considera más seguro contra posibles saqueadores y conflictos bélicos, al no encontrarnos ante un espacio abierto al mar, sino a un río que desemboca en el océano.

Fotografía: El Rincón del Turista

La actividad del monopolio de comercio e Sevilla con América se va tornando algo flexible con el paso del tiempo, hasta el punto de concederse a Cádiz ciertos privilegios, al cargar una cantidad limitada con destino hacia el continente americano.

Además, La Coruña, se alza con la Casa de la Especiería, aspecto que duraría poco por el traspaso de competencias hacia Portugal.

No obstante, el por entonces rey Carlos V en el primer tercio del siglo XVI, de la Casa Austria, otorga a esta ciudad gallega algún que otro privilegio. De alguna manera, permite alguna que otra relación de  intercambio con América, aunque de manera controlada y limitada.

La evolución del comercio con las Indias

Aunque Cristóbal Colón pacta con los reyes católicos de España que la décima parte de las riquezas procedentes de América son para el mismo como descubridor y el resto para la corona (Capitulaciones de santa Fe de 1.493), posteriormente este comercio fue protagonizando sustanciales modificaciones.

Los últimos años del siglo XV traen consigo que el comercio con América quede abierto a todos los ciudadanos castellanos, acompañado de un cada vez más riguroso control por parte de la corona de las actividades comerciales, hasta el punto de controlarse la salida de personas en barcos a través de licencias por un registro exhaustivo.

¿Condiciones? Varias. En primer lugar, registro de barcos en el Puerto de Cádiz, emprendiéndose el viaje desde allí y una parada a la vuelta, destinar una décima parte del cargamento del navío para el uso de la corona y otra décima parte para la corona propiamente dicha.

Fotografía: La Sevilla Antigua

Finalmente, el avance del siglo XVII trae consigo un debilitamiento de la actividad exclusiva de comercio, y la Casa de Contratación, finalmente, se traslada hasta Cádiz en el año 1.717.

Magallanes y su momento de gloria

En 2019 se cumplen 500 años de un hito histórico que marcaría otra página más en la historia de Sevilla: la primera circunnavegación al mundo. Esta expedición tiene como objetivo alcanzar las ansiadas islas de las especias, como Cristóbal Colón ansiaba algunas en décadas anteriores.

En esta ocasión, el turno es para el almirante portugués Fernando de Magallanes, que comenzó una titánica aventura de ultramar desde el río Guadalquivir, testigo del inicio de este viaje, y que lanza nos navíos hasta el Océano Atlántico.

La expedición llega inicialmente a las Islas Canarias, prosiguiendo y recorriendo las costas del sur del continente americano, en un trazado de descubrimientos, como la Patagonia, la llegada las Islas Marianas o Filipinas.

El estrecho que separa los Océanos Pacífico y Atlántico se denomina estrecho de Magallanes, en conmemoración a tan grandioso hecho.

El espíritu aventurero de la expedición traspasa hace posible que llega al Océano Pacífico, donde se topan nuevas tierras y diferentes culturas. ¿Sabías que únicamente la nao de Juan Sebastian Elcano logró culminar el recorrido y regresar de nuevo a Sevilla?

Las restantes, como Santiago, Trianidad, Victoria o la nao Concepción, no lograron culminar el viaje completo., quedando otras, como la nao Santiago, la Trinidad, Victoria o Concepción, en el camino.

Si te gusta el contenido del post para conocer la Sevilla, os invitamos a que lo compartáis y a seguntinos en nuestras redes sociales. ¡No te pierdas la dinámica oferta cultural del V centenario de Magallanes en Sevilla.

Fotografía principal: Libros y Literatura

2019-06-19T17:13:38+01:00 Destinos, Investigación|Sin comentarios

About the autor:

José Miguel Balcera Barrero. Diplomado en Turismo y Técnico en Marketing y Gestión de Destinos Turísticos.

Deje su comentario