Enamórate de Madrid a través de una ruta por su simbología

¿Te imaginas visitar Madrid de una manera diferente y emocionante? La capital de España alberga mil y un rincones que muestran su importancia a lo largo de los siglos, un recorrido repleto de símbolos que han ido forjando una esencia y una singularidad únicas.

Desde El Rincón del Turista os invitamos a enamorarte de Madrid a través de una ruta a través de su eterna simbología, un recorrido por diferentes puntos donde cada aspecto y símbolo ocultan una lección de historia y de cultura.

¿Tienes lista tu travel list de Madrid para comenzar a rellenarla de sus lugares más simbólicos? Pues... preparados, listos, ¡Comenzamos!' Haz click para twittear

El oso y el madroño

Sin duda, la escultura del oso y del madroño ubicada en la emblemática Puerta del Sol de Madrid, es uno de los símbolos que más caracterizan a la ciudad. ¿Sabes cual es su significado? Nos encontramos ante una estatua de 4 metros de altura y de unas 20 toneladas de peso, diseñada en bronce, y ubicada sobre una especie de pedestal.

Inaugurada en el año 1.967, es símbolo dela apasionante y enriquecedora historia de Madrid. En torno a la escultura existe una leyenda sobre su significado, la caza de un oso por parte del rey Alfonso XI. Por tal acto heroico, se dice que se incluyó la figura de este animal como elemento identificativo de la ciudad, en homenaje al monarca.

En cuanto al madroño, los historiadores remontan su origen al siglo XIII,época donde se vive un cierto ambiente de tensión por el control de tierras, pastos y árboles entre por el entonces Cabildo y el Concejo de Madrid. El Rey Alfonso VIII otorga a Madrid los fueros, estatutos jurídicos aplicables, con el objetivo de regular la vida local, estableciendo un conjunto de normas de índole jurídica, derechos y privilegios, concedidos en este caso por el citado rey.

Esta concesión conllevó un enfrentamiento entre el clero y el concejo por el dominio de estas tierras, hasta que se decide que el clero se quedase con los pastos, así como con los terrenales que rodeaban al emblemático castillo de Madrid, unido a sus montes. Por su parte, el concejo pasaría a gestionar los pies de los árboles y la caza en la zona.

Tal es la importancia de esta simbología, que el oso apoyado en el tronco del árbol con el hocico rozando en la copa, aparece en el escudo de Madrid desde hace siglos. La imagen en sí misma es resultado de intentos por parte del clero y del concejo por mostrar su importancia, desde Madrid hasta su sierra.

Visitar Madrid

Fotografía: Tomás Fano

¡Mírala, mírala… La Puerta de Alcalá!

Continuamos con la mundialmente conocida Puerta de Alcalá, testigo de mil y un acontecimientos que grabaron a fuego el nombre de Madrid en las páginas de la historia de España y del mundo.

El diseño de este enclave monumental, de estilo Neoclásico, está formado por cinco arcos, donde se combina el medio punto con el arquitrabado. En cuanto a las columnas, apreciamos un total de 1o, con un capitel de estilo jónico moderno, con una espectacular cornisa sobre la que se asienta el ático. La Puerta de Alcalá consta de cinco arcos, tres de ellos, el central y los aledaños, de medio punto y otros dos accesos laterales arquitrabados.

De especial singularidad son los zócalos a ambos lados del monumento y la ornamentación de esta joya de la arquitectura simbólica de Madrid. Destacan la presencia de unas cabezas de leones en los vanos centrales, así como relieves de carnocupias en los frisos de los extremos.

Como broche final, se observa el Real Escudo de Armas, soportados por una Fama, sin olvidarnos de otros detalles como 6 armaduras vacías en honor a la exaltación de un ambiente de paz, con sus trofeos, o las 4 virtudes que coronan la Puerta del Sol, representadas por esculturas de niños: fortaleza, justicia, templanza y prudencia.

En la zona central del monumento, sobre el ático, divisamos una inscripción que dice: “Rege Carlo III / Anno / MDCCLXXVIII”

Visitar Madrid

Fotografía: Emilio García

¿Sabías que la Puerta de Alcalá es una de las 5 antiguas puertas reales de entrada de Madrid? Se levanta durante el reinado de Carlos III en el siglo XVIII, de la mano de Sabatini, con la influencia de Francisco Gutiérrez Arribas y Roberto Michel.Haz click para twittear

Kilómetro cero: Origen de las carreteras radiales

¡Cuántas fotografías existen de unos pies sobre el punto kilométrico cero de Madrid? No sabemos cuantas exactamente, pero muchas. Muy cerca de la Puertas de Sol encontramos una especie de placa que representa el kilómetro cero, origen de las seis carreteras radiales nacionales.

En tiempos del reinado de Felipe II (siglo XVI), se consideró la idea de la centralidad de la capital española en una Península Ibérica que protagonizaba innumerables acontecimientos e hitos históricos. Por ello, dos siglos más tarde se comienzan a construir una red de carreteras nacionales que conectarían a este centro neurálgico de España con País Vasco, Cataluña, Valencia, Andalucía, Extremadura y Galicia.

Esta símbolo alberga el mapa de España, Portugal y el Sur del país vecino Francia, así como el escudo de Madrid y el de los Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, sin olvidarnos de un canal y un ancla bordeada por una palma y parte de una rama de roble.

Aunque este símbolo de instaló en 1.950, se instaló una perfecta réplica posteriormente debido al estado de la primitiva, muy conseguida y con unos materiales más longevos en el tiempo.

Como curiosidad, cabe decir que este punto, ubicado muy próximo a la Casa de Correos, no se corresponde exactamente con el centro de la ciudad, aunque ya se ha convertido en famoso con el paso de las décadas.

Visitar Madrid

Fotografía: José Ángel

Fuente de Cibeles

La labor del rey Carlos III por engalanar Madrid y embellecer sus calles ha dejado para Madrid un legado patrimonial que a día de hoy merece ser destacado. Llegamos hasta la Fuente de la diosa Cibeles, ubicada muy cerca de la Puerta de Alcalá.

La Cibeles, conocida así de manera popular los los habitantes de Madrid, sigue también un estilo Neoclásico, que recuerda a la belleza inigualable de esa arquitectura clásica, que sentaría las bases de la moderna. El motivo mitológico está muy presente en Madrid, siendo la Cibeles una representación de esta diosa olímpica, símbolo de la tierra y de la fecundidad.

La escultura representa a la diosa con un carro tirado por leones, inmersa en un ambicioso proyecto que incluían una serie de fuentes como la Fuente de Neptuno o la Fuente de Apolo, sin olvidarnos otros proyectos como el Museo de Ciencias Naturales (actual Museo del Prado) o el Real Jardín Botánico.

¿Sabías que la Plaza donde se ubica la Fuente de Cibeles se llamaba primitivamente Plaza de Madrid? Con la llegada del siglo XX, en el año 1.900, el lugar cambia de nombre y pasa a denominarse Plaza Castelar, para finalmente pasar a llamarse Plaza Cibeles.Haz click para twittear

Inicialmente, en el año 1.782, la escultura se ubica junto a la finca Altillo de Buenavista, testigo de un singular proceso de construcción en ese momento, el Palacio de Buenavista. Como curiosidad, la diosa Cibeles se coloca mirando a otra gran obra, la Fuente de Neptuno, hasta que a finales del siglo XIX, la fuente es trasladada hacia su ubicación actual, aunque mirando a la Puerta del Sol, tras una importante remodelación de la plaza.

La escultura de la diosa y el carro fue diseñada por Francisco Rodríguez, mientras que Roberto Michel fue el encargado de los leones, sin olvidar los adornos ejecutados por Miguel Ximénez. Muy próximo al monumento encontramos increíbles edificios que engalanan este área de Madrid, como el Palacio de Cibeles, el Palacio de Buenavista, el Palacio de Linares, el Palacio de Comunicaciones o el Banco de España entre otros.

¿Sabías que primitivamente la Fuente de Cibeles surtía de agua a diversos aguadores hasta bien entrado el siglo XIX? Estos ilustres personajes transportaban el agua hasta las casas de Madrid y diferentes puntos de su término municipal. Otro aspecto de especial relevancia es que sus aguas eran consideradas como medicinales, con un efecto revitalizador ante determinas dolencias por su supuesto efecto curativo.

Se dice que la conducción del agua que surtía a la fuente provenía de un complejo sistema que databa dela Edad Media, a través de unos accesos para recoger el agua que entrañaban cierta dificultad a los usuarios, de ahí que el ayuntamiento de Madrid los cambiase por una especie de figuras simbólicas de Madrid: un oso y un grifo, representado este último elemento con un ser mitológico, un cruce entre águila y león.

Visitar Madrid

Fotografía: Barcex

Los guardianes de Madrid

¡Es hora de una experiencia de altura! Si decides visitar la azotea de algunos edificios que saludan a la Gran Vía madrileña, como por ejemplo el Círculo de Bellas Artes, te sorprenderás al divisar numerosas esculturas que coronan numerosos tejados del centro de Madrid.

Estos símbolos mitológicos están presentes en importantes edificios, como por ejemplo Metrópolis, que se corona con una escultura de una victoria alada, digna de admirar y fotografiar. Si continuamos echando un vistazo por el área encontramos unas esculturas que representan cuadrigas, ubicados en el tejado de la  antigua sede del Banco de Bilbao en la calle de Alcalá, actualmente sede de un organismo público: la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de Madrid.

Otras estatuas la encontramos a lo largo de los tejados de edificios de la Gran Vía como una del Fénix, o una de la diosa Diana cazando, o una enigmática figura que sostiene con sus manos al alza un mini templo romano.

Visitar Madrid

Fotografía: Álvaro Jaramillo

Mercadillo El Rastro

Si algo simboliza la transcendental tradición cultural de Madrid es su mítico Mercadillo del Rastro, que cuenta con más de cuatro siglos de historia. El origen de este singular y tradicional mercadillo se remonta a la Edad Media, convirtiéndose en exclusivo y único por su antigüedad.

Cada Domingo, el barrio de La Latina acoge este popular mercadillo que suscita un gran interés por parte de la población local y del visitante, a través de un ir y venir de puestos donde encontrar lo que menos esperamos, siendo el efecto “wow” la tónica de este increíble espacio cultural madrileño.

Tal es la importancia y el renombre que posee este mercadillo, que se han establecido una serie de calles, atendiendo a la temática del puesto, como por ejemplo los libros antiguos en la Calle del Carnero y de Carlos Arniches, o la Calle de los Pintores, con establecimientos donde poder adquirir obras de artistas locales. Sin duda, los coleccionistas y los amantes del estilo “vintage” aman este mercadillo.

Visitar Madrid

Real Canal del Manzanares: la Madrid que quiso saludar al Mar

Por la ubicación geográfica de Madrid cuesta creer que pueda estar conectada con el Mar, ¿Verdad?. Pues asombrosamente existió un proyecto que pretendió unir Madrid con Aranjuez por medio acuático, para posteriormente dividir el cauce para llegar hasta Lisboa, a través del río Tajo, y por otro lado hasta Sevilla, según un increíble y titánico proyecto de Isidro González Velázquez.

En 1.770, se daba luz verde, en cierto modo, al proyecto y se ejecuta la construcción del primer tramo que haría navegable al río Manzanares, consiguiéndose tal cometido durante un tiempo para barcos que hacían un trayecto desde el Puente de Toledo a VaciaMadrid, a través del actual Parque Lineal del Manzanares, que incluye las áreas de Usera, Getafe, Vaillaverde, Vallecas y Rivas Vaciamadrid.

Carlos III compra el canal en 1.779 y adquiere la catalogación de real, ampliando su infraestructura con una novena esclusa, hasta que Fernando VIII se dice que se ejecuta la décima y última esclusa del canal. En 1.862 se clausura definitivamente y se abandona la idea del proyecto faraónico.

La llegada del ferrocarril dejó a la vista la ineficacia del proyecto y el mismo cayó por su propio peso, además de por su extremado coste de ejecución y de las dificultades que conllevaría su continuación.

Actualmente, en el tramo 2 del Parque Lineal del Manzanares se encuentra el primitivo complejo de la Casa de la Cuarta Esclusa, hoy catalogado como Bien de Interés Cultural. Así mismo, podemos apreciar a día de hoy los restos arqueológicos desde la quinta hasta la décima esclusa, y los diferentes puentes y acueductos: el del Congosto, Cambroneras y Migueles-Hundimiento.

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Culminamos nuestro recorrido en un lugar donde la belleza arquitectónica donde se unen historia, majestuosidad  y enigma: el monasterio de San Lorenzo del Escorial.

El origen de la construcción de este real sitio se relaciona directamente con la victoria en la Batalla de San Quintín, curiosamente conseguida el día de San Lorenzo de aquel año 1.557. Por tal efecto, el por entonces monarca Felipe II decide iniciar los trámites para levantar este enclave monumental, catalogado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1.984.

Tal es el interés de Felipe II en este monumental lugar, que desea levantar un mausoleo en conmemoración a sus padres y hacia su persona, bajo el culto de San Lorenzo,uno de los siete diáconos regionarios de Roma. Éste mártir de la iglesia fue quemado en una parrilla en el año 258.

A causa de tal acontecimiento, podemos afirmar que el Monasterio del Escorial de Madrid tiene un diseño similar al de una parrilla, en honor y memoria de San Lorenzo, principal figura de culto y partícipe de la orden religiosa del lugar.

Juan Bautista de Toledo es el arquitecto encargado del proyecto de construcción en el año 1.563, seguido de Juan de Herrera desde 1.567. No será hasta el año 1.584 cuando el monasterio quede completamente terminado, con un estilo único,el herreriano, escaso en decoración y con un exhaustivo uso de la geometría en cada centímetro del monumento.

Algunas de las estancias más representativas del monasterio son su Pinacoteca, Museo de Arquitectura, la Biblioteca, el Panteón de los Infantes, Salas Capitulares, el Patio de los Reyes o la Basílica entre otros lugares.

Visitar Madrid

Fotografía: Alberto de Francisco

Si te ha gustado el contenido del post, desde El Rincón del Turista te invitamos a compartirlo para que todo el mundo pueda visitar Madrid a través de su simbología.

Fotografía principal: Barcex

2018-05-07T09:47:07+00:00 Destinos|4 Comentarios

About the autor:

José Miguel Balcera Barrero. Diplomado en Turismo y Técnico en Marketing y Gestión de Destinos Turísticos.

4 Comentarios

  1. Nataly 02/05/2018 en 23:13 - Responder

    Viajo bastante seguido a Madrid y visito varios de los sitios que mencionas en la ruta de los símbolos, pero no me había detenido a saber su orígenes….. Muchas gracias por este artículo….. Mi próxima visita será más emocionante y enriquecedora.

    • Jmbb 02/05/2018 en 23:19 - Responder

      ¡Muchas gracias Nataly! Me alegro que te guste el enfoque que hemos ofrecido de Madrid. Saludos.

  2. Cuqui Riera 07/05/2018 en 01:00 - Responder

    Me ha gustado mucho. Aunque soy de Puerto Rico, conozco todos los lugares que mencionan. He ido a Madrid muchas veces y siempre lo he disfrutado.

    • Jmbb 07/05/2018 en 12:10 - Responder

      Muchas gracias por su comentario Cuqui Riera. Madrid tiene mucho que ofrecer, y conocer esta gran ciudad desde esta perspectiva es emocionante. Le esperamos de nuevo por aquí muy pronto. Saludos.

Deje su comentario